sábado, 31 de agosto de 2013

AMNESIA


… y ellos le estaban espiando. (Lc.14, 1.7-14)
A Gabi Vantajol que en Lyon desveló mi amnesia.  

Hoy, Señor, ilusionado por verte,
me he colado entre los poderosos
y afamados jefes.
Pero allí no estabas Tú. 

Te he buscado sin desmayo
entre los primeros comensales
y no entre los criados.
Allí no estabas Tú. 

He intentado meterme, Señor,
entre las túnicas de los puros, 
tus consagrados,
Allí tampoco estabas tú. Y me he ido. 

Sí, me he ido
a la fuente cantarina que acaricia los helechos,
a la pequeña ola que invade mansamente
la arena de la playa. Me he ido
a  la brisa que en la tarde susurra gozo al alma. 

Me he ido
a la habitación 307 de la tercera planta del hospital,
y a la chabola junto al puente de la autopista,
y al silencio de la arboleda que reza.
Y allí estabas Tú… 

Allí, al descubrir el menú de tu presencia,
confieso haber olvidado tus pistas…
Perdona, Señor, mi amnesia.

 

 

 

viernes, 30 de agosto de 2013

SEPTALESCENCIA


 

A Silvia y Juan Jesús,
“papitos” en unos meses. 

Mi mujer y yo vivimos la septalescencia. Es la franja social que rodea nuestros felices setenta años. ¡Y a mucha honra! No somos septuagenarios envejecidos. Sino unos “adolescentes” que pisamos serenos los setenta.  
En esa franja no caben más que horizontes amplios, hacia donde poder encaminarnos con la libertad de leer lo que queremos, escribir lo que deseamos, admirar los amigos muchos que tenemos y amarnos en pareja junto a nuestro incomparable hijo y su deliciosa mujer, Silvia, que nos va hacer abuelos en unos meses. Feliz septalescencia, ¿no? 

La actividad que la septalescencia  nos  permite en nuestra  jubilación es la que honra nuestros años, rentabilizar nuestra vida a gusto. Damos rienda suelta a los sueños, (¡qué bonitos los sueños de unos abuelos!)… y estudiamos, con el permiso de los “papitos”, la enciclopedia del fruto, todavía a la espera de si es niño o niña… 
Mi mujer y yo, felices septalescentes, jugamos a proyectos, que con inmenso gozo vamos diseñando a diario. Aunque no dejamos entrever más de una lágrima, al pensar en tantos "nietecillos" perdidos en la labrantía del falso dinero, de las falsas guerras con gases incluidos, de los falsos juegos sucios… ¡Falsedades tantas!
Compartimos con nuestros hijos el riesgo de alumbrar una criatura. Pero la devoción que nos inspira el estrenarnos abuelos compite contra todas las falsedades que nos rodean. Y así gana la vida, y la ilusión, y la esperanza, y la luz en medio de tanta noche.
Sed felices, Silvia y Juan Jesús, que habéis regado de gozo la flor de nuestra septalescencia que se recrea en el sol de cada día... 
 

miércoles, 28 de agosto de 2013

EL CURSO POLÍTICO

Agosto se ha presentado anticiclónico en lo que a la situación atmosférica se refiere. Pero los coletazos "choriceos", han seguido dejando su tufillo. He aquí el refranero que ha corrido por los rincones de las penas... y que servirá de base para el curso político que empieza.

20 refranes para olvidar 

1- En Bankia cerrada no entran moscas.  
2- En casa del herrero, cartilla de paro.
3- Aunque la Merkel se vista de seda, Merkel se queda.  
4- No hay mal que por el INEM no venga.
5- No por mucho recortar, nos rescatan más temprano.
6- Todos los caminos llevan al INEM.
7- Al pasar la BANKIA , me dijo el bankiero, me sobran ladrillos, dame más dinero.
8- En martes, ni te cases ni te "embanques".
9- No por mucho madrugar, cobrarás más temprano.
14- A suelo recalificado no le mires el diente.
15- Más vale euro en mano, que ciento en el Banco.
17- Para el honesto, todo es impuesto, para el defraudador, todo es favor.
18 - Dime de qué partido eres y te diré cuánto has robado.
20- Tanto va el cántaro a la “fuente”, que al final todo se sabe.                                  

Pero en septiembre... ¡sumarán y seguirán!

                               (IDEAL)

lunes, 26 de agosto de 2013

ENTREVISTA A UN PADRE

LLAMADO DIOS...



Un periodista, cortésmente, llamó a su morada. Y, sin mediar más, preguntó al Padre.
¿Señor, cuáles son las cuatro cosas que más le sorprende de nuestra humanidad?
Y el Padre, sin titubear, respondió:
 
Que se aburren de ser niños y quieran crecer rápido, para después desear ser . niños  otra vez
Que desperdician la salud para hacer dinero, y luego pierden el dinero para recuperar la salud.
Que ansían el futuro y olvidan el presente y así no viven ni el presente ni el futuro.
Que viven como si nunca fuesen a morir y mueren como si nunca hubieran vivido.
 

        
  Tras un momento de silencio, el periodista se animó a seguir preguntándole:

Y ¿qué principios de vida quieres que tus hijos nunca olvidemos?
           Con cara de felicidad, el Padre llamado Dios respondió:
 
Que lo más valioso en la vida no es lo que tenemos, sino a quien tenemos.
Que el físico atrae, pero la personalidad enamora.
Que quien no valora lo que tiene, algún día se lamentará de haberlo perdido.
Que una persona fuerte sabe decir siempre con lágrimas en los ojos:  ¡estoy bien!

 

sábado, 24 de agosto de 2013

QUIÉNES SOIS


Esforzaos en entrar por la puerta estrecha…
(Lc. 13, 22-30) 

Mientras no seáis comunidad solidaria,
espejo donde se mira mi salvación.
Mientras vuestras prácticas
sean vidas  huecas,
vacías de bendición,
no sé quiénes sois. 

Mientras no deis consuelo a mi sufrimiento
humano
y no reaniméis mis rodillas vacilantes.
Mientras me miréis
malviviendo en el paro
o muriéndome en vuestras ausencias
humillantes,
no sé quiénes sois. 

Mientras me juzguéis gritando
vuestra verdad.
Mientras calláis mis gritos
con vuestros engaños,
diciendo que sois del Crucificado,
y no un hermano,
no sé quiénes sois.

Mientras os sintáis seguros
en vuestro umbral,
y hagáis de mi casa el cortijo de cada uno.
Mientras insensibles a mi dolor,
mis manos débiles no fortalezcáis
en la unidad y el amor,
¡que lo sepáis,
no sé quiénes sois! 

Cuando oiga de vosotros
que sois caminantes sin alforjas,
soñadores de la nueva utopía,
discípulos de la saga nazarena,
alegres, sin congojas,
la puerta, aunque estrecha, se abrirá
y brindaremos con mi copa. 

Porque entonces, sólo entonces,
¡Yo, vuestro Maestro, sabré quienes sois!…

 

jueves, 22 de agosto de 2013

MI CARTA A "IDEAL"

 






Señor Director de IDEAL: Hace días, leía en esta sección una carta de don Francisco Morales, Magistrado jubilado del Tribunal Supremo, titulada “Más sobre José María Castillo”.  Al hilo de ello, le ruego me permita unas breves reflexiones. Le agradezco sinceramente su publicación.  
En primer lugar, quisiera pedirle al Sr. Magistrado, tan “indignado” él  por “todos” los artículos de Castillo, que entre en la tradición profética de Israel y descubra los signos que anunciaban ya el “mundo nuevo”. O mejor, fije su corazón en la línea conductual de Jesús de Nazaret, que, tras el Sermón de las Bienaventuranzas, dejó claro en Galilea que no venía a destruir la ley (Mt.5,17-18). El Maestro fue la gran noticia de paz, al tiempo que noticia de contradicción (Lc 2,34). Él no ha venido a traer falsa tranquilidad. Su Evangelio no fue, ni es, un analgésico para ayudarnos a conciliar el sueño de nuestro tejido de cristiano instalado. Él ha traído fuego que quiere que arda en justicia (Lc. 12, 49-53). Tal vez por ello, nos escuece tanto la palabra del Señor que predican los verdaderos profetas de hoy.
Si las “apostillas urgentes” del Sr. Magistrado pretendieran hacer callar al padre Castillo, a mi mente llegan las palabras de Jesús en Lc. 19, 39-40: “Os digo que, si éstos callan, gritarán las piedras”. Y recordarle que no es leal instalarse en la justicia de los escribas y fariseos (Mt. 5, 20). Si con la urgencia de sus “apostillas” pretendiera el Sr. Magistrado cierta “confabulación”  contra el hermano Castillo  (¡que recuerde esta otra cita de Mt. 12, 14!), yo le invitaría a meditar las palabras de Jesús en Lc. 11,52: “¡Ay de vosotros, juristas…”, y aquellas otras sobre los ciegos que guían a otros ciegos (Mt. 15, 12-14), o sobre las  cargas que se ponen sobre los hombros de los demás (Mt. 23, 2-7). O más todavía, el texto de Mt. 7, 1-5, donde Jesús tiene bien claro el planteamiento de enjuiciar a los demás. 
Mientras escribía sus “apostillas”, ¿recordaría el Sr. Magistrado las palabras del apóstol Pablo cuando se dirigía a los filipenses, animándoles a proclamar el evangelio sin temor a las envidias y discordias? (Flp. 1, 12-18). Y si le produjo tanta “indignación” el artículo de Castillo sobre la homosexualidad (IDEAL, 11-1-12), qué sentiría el ex Magistrado al leer la entrevista al papa Francisco, camino de Brasil, que decía  “¡Si alguien es gay y busca al Señor, ¿quién soy yo para juzgarlo?”.  Si el obispo de Roma es un referente en la fe del “simple y modesto católico practicante”, le recordaría las palabras, sin rodeos y a micrófono abierto, en el corazón de las Jornadas Mundiales de la Juventud: “Quiero líos en las diócesis, que la Iglesia salga a la calle, que nos desprendamos de todo lo que sea mundanidad, comodidad, clericalismo y estar encerrado en nosotros mismos…” 
Finalmente, Sr. Director de IDEAL, termino deseándole a José María Castillo, hombre de talante pastoral, teólogo entre los más acreditados de la Iglesia, que persevere como digno servidor del Evangelio (Flp. 1,27) y siga hablando sin miedo, como el Señor le pidió al apóstol Pablo en la visión de Corinto (Hch. 18, 9).


miércoles, 21 de agosto de 2013

EL GRANAÍNO


         Eres granaíno, si has dicho alguna vez
"la vin", "déjate de pollas" o "espérate una mijilla".

  • PERO... NO eres granaíno, si no te ha 'cagao' un pájaro en la plazaTrinidad.
  • No eres granaíno, si no sabes lo que son las “Maritoñis”. 
  • No eres granaíno, si no te has ido un domingo a comer filetes "empanaos" a Cumbres Verdes. 
  • No eres granaíno, si no has probado los “pionos de Santa Fe".
  • No eres granaíno, si las gitanas del romero no te han echado  un mal de ojo por leerte la mano y no darle la “voluntá”. 
  • No eres granaíno, si no sabes lo que son los “greñúos”. 
  • No eres granaíno, si no has hecho mandaos o recaos.
  • No eres granaíno, si no has recibido en alguna ocasión el vejigazo de un cabezudo en la Tarasca. 
  • No eres granaíno, si no has exclamado nunca: ¡Cuchi! o ¡Cucha! 
  • No eres granaíno, si nunca te has "dao bulla". 
  • No eres granaíno, si no te has 'tajao' el Día de la Cruz. 
  • çNo eres granaíno, si no te has tomao una croqueta en los Manueles.
  • No eres granaíno, si no conoces toda la gama de azules: azul claro,  azul oscuro, azul marino, azú de Vélez y ¡azú qué pollas!
  • No eres granaíno, si alguna vez no has gritado "¡Viva la Virgen de las Angustias!".
  • No eres granaíno, si no te has tomado un chocolate con churros en "El Fútbol". 
  • No eres granaíno, si prefieres una Cruzcampo y jamón antes que una Alhambra y una salaílla con habas y bacalao.
  • No eres granaíno, si no te has comido un bocata en "el Aliatar".
  • No eres granaíno, si no has dicho nunca, "Niña, no me das más que inritaciones".
  • Definitivamente... 
Eres granaíno, si  te han llamado “malafollá”
y has contestado "¡y a mucha honra!".
 
 
 
 
 

sábado, 17 de agosto de 2013

FUEGO


He venido a prender fuego en el mundo…
 (Lc. 12,49-53).


Maestro,
así es tu evangelio de chocante. 
Desconciertas con tu palabra que escuece en el alma.
 
Te jugaste la vida con tu fuego,
y quieres que me la juegue yo,
tu discípulo,
azuzando tu mismo incendio. 

Has bajado al fondo de mi historia
de incomprensiones y luchas de barrio,
y has abierto el misterio ardiente
de mi purificación, y de mi vida. 

Tu palabra no invita a falsas tranquilidades.
Por el contrario,
me  trae el fuego que quema y se propaga,
que estimula mi somnolencia.
Y me asegura contra mis propios cortafuegos. 

Por eso, Maestro,
dame la gracia de tomar en serio tu Evangelio,
que no me sirva de dormidera
en mi piedad rutinaria. 

Y puesto que nadie puede seguirte
con el corazón apagado,
aviva con tu fuego los rescoldos de mi ser,
incéndiame con tus ascuas de vida nueva,
y transfórmame en fuego que calcine mis heredades.

Fuego que reduzca a cenizas todas mis barreras.
Fuego que extirpe los tumores del  alma.
Fuego que dé luz y calor a la fe de mis hermanos. 

¡Amén, Señor Jesús!

 

jueves, 15 de agosto de 2013

ENHORABUENA



Para Silvia y Juan Jesús,
que nos han colmado de felicidad..
 
 

 
 









 
 
Existe una razón para la enhorabuena
ante el feo mundo de los derrotados y vacíos,
y ausentes  de eternidad.  

Sí. Existe una razón para la enhorabuena.
Porque sois extensión del cielo y de emociones tiernas.
Sois sueño de una inminente mañana
cargada de  buenas nuevas.  

Enhorabuena. Existe una razón para esperar.
Porque el campo, remozado en generoso barbecho,
ha recibido la semilla, y presto estará para el trillo. 

Existe una razón para la enhorabuena. Habéis gestado
amor, amor, amor…
Y la criatura –sin nacer- predice un luminoso día
en el laberinto humano. 

La enhorabuena luce ya en vuestro gozo
en nuestro gozo,
y en el gozo de todos los gozos que os sonríen,
como costaleros de vuestra vida. 

Felicidades…
El cielo os ha cubierto con su deliciosa espuma,
y su reguero de gracia.

¡Felicidades!

miércoles, 14 de agosto de 2013

LA CREYENTE


Dichosa tú que has creído…
(Lc. 1, 39-56)
 

Engrandece mi alma al Señor
porque tú eres, María, la creyente,
tú, la discípula de Jesús de Nazaret, cristalina,
tú, la mujer fuerte en la callada alegría
y en el dolor callado. 

Mi espíritu se alegra en Dios, mi Salvador
porque tú, María, eres la madre fiel
pegada a tu Hijo en su cruz
y eres lágrima derramada por tus niños
perseguidos, condenados
y ejecutados en la ignominia del odio, del hambre,
y en la indiferencia de tantos cristianos…
Y eres diáfana luz. 

Engrandece mi alma al Señor
porque en ti, María, brilla con todo su esplendor
la grandeza de tu pequeñez
contra los tronos y poderosos de nuestra tierra. 

Mi espíritu se alegra en Dios, mi Salvador,
porque, desde tu silencio escondido, María,
captas como nadie la ternura del Padre,
y disfrutas, como nadie lo haría,
de la Buena Nueva del Siervo Redentor. 

Engrandece mi alma al Señor
porque la resurrección que en Jesús fue primicia un día,
en ti se ha hecho realidad viva en tu asunción con los humildes,
los pobres,
los últimos de siempre. 

Porque a tu lado, María,
nuestro mundo es más humano,
mi alma engrandece al Señor,
y se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador.
 

lunes, 12 de agosto de 2013

CARTA AL ALCALDE









(publicada el 12 de agosto en IDEAL Granada)


¡Qué siga la fiesta! 
 “Mi misión como alcalde, decías en tu mensaje al pueblo, con motivo de las pasadas fiestas patronales, es hacer más llevadero el día a día tan duro que nos está tocando vivir, dotar al pueblo de unos servicios de calidad y seguir ayudando, en la medida de nuestras posibilidades, a las familias más necesitadas… También, inyectar en vosotros pequeñas dosis de alegría y optimismo para poder encarar el futuro próximo con ilusión y esperanza”.

Yo que soy pueblo, no te puedo pedir más, Alcalde. Sólo que no olvides lo que dejas escrito en el programa de fiestas, como icono de buena esperanza. 

Éstas han sido un ejemplo de fiestas patronales, donde la música más variada se ha unido a la alegría popular, a pesar de los "necesarios recortes". Tu Corporación Municipal, con el buen hacer de la Comisión de Fiestas, ha demostrado saber estar con el pueblo... Imposible escudriñar fallos a la hora de hacer balance, porque, si los hubo, han sido mínimos, y sin importancia. Se han impuesto la armonía y la genialidad que subyacen en los genes serranos de nuestro pueblo.

Lo profano y lo religioso -campeonatos, exposiciones, conciertos, degustaciones, humor de pasacalles,  verbenas, eucaristía y procesión- se han dado la mano en gozo de hermandad.  Con razón, el cura Antonio, también escribía acertadamente en el portal fiestero, que la fiesta es un “lugar y tiempo de encuentro, de amistad, de acercamiento con vecinos menos conocidos, de suavizar desavenencias, de reconciliación y fraternidad”.

Han pasado ya las fiestas. Habrá que esperar a enero para reencontrarlas. Y luego, a un nuevo agosto… Mientras tanto, y recogiendo tus palabras, Alcalde, se me ocurre extrapolar el buen sentido de las fiestas patronales al cada día de todas las necesidades y exigencias que chispean en cada esquina de nuestro asfalto.  Ese “look” que nos regala a diario la sierra, es también nuestra “fiesta” de cada día. Y si a esto le añadimos “ese lugar y tiempo de encuentro” para “encarar el futuro próximo con ilusión y esperanza”, el plato verbenero no podrá ser más suculento.
 
Que prosiga, pues, la “fiesta”, mi querido Alcalde… Esa que puede hacer de nuestro pueblo un ejemplo de participación ciudadana a favor de la pulcritud de nuestras calles. Fiesta que hable del soterramiento de tanto cable que afea el idílico paisaje montés de nuestro municipio. Fiesta que sea “dotar al pueblo de unos servicios de calidad”, fiesta que nos lleve a “suavizar desavenencias”, no sólo entre vecinos, sino también entre los gestores de gobierno y oposición.

Que siga la fiesta creadora de trabajo en medio del lastimoso paro que nos aqueja. Que sea esa fiesta sin fin que tape para siempre tantos agujeros de familias necesitadas. Sí, que siga la verdadera fiesta que entierre para siempre exclusión y desigualdad. Y que tú mismo, Alcalde, con tu entrega de cada día, seas la fiesta que dibuje un pueblo nuevo, remozado, donde nadie se sienta forastero.

sábado, 10 de agosto de 2013

CORRED LA VOZ


No temas, pequeño rebaño…
 (Lc. 12, 32-48).
 

Corred la voz,
que el Señor ha dicho:
Donde está vuestro tesoro,
allí estará vuestro corazón. 

Romped  murallas,
soñad  utopías
para compartir
lo que da sentido a vuestra vida de cristianos. 

Corred la voz…
Que vuestros bienes sean fraternos
en la mesa y en la alegría.
Allanad todos los senderos: 
marginaciones, discordias,
enfrentamientos, injusticias. 

Corred la voz…
Que la sonrisa en los labios
y la  ternura en el corazón
abran caminos de entendimiento y amor.  

Acariciad las rosas, aunque tengan espinas,
vivid en eternas fiestas de eterna primavera,
regalad  amistad,
repartid  ilusión a manos llenas. 
Y corred la voz con vuestras lámparas encendidas. 

Corred la voz…
Que donde está vuestro tesoro,
allí, sólo allí, estará vuestro corazón. 

¡Lo dice el Señor!

domingo, 4 de agosto de 2013

HOY PROCESIÓN, MAÑANA FINAL DE FIESTAS



 
 
 
Un ejemplo de fiestas patronales, las de Huétor Santillán, donde la música más variada se une a la alegría popular, a pesar de los "necesarios recortes". La Corporación Municipal y la Comisión de Fiestas han demostrado estar con el pueblo en su buen hacer... Imposible escudriñar fallos, porque no los hubo, se han impuesto la armonía y la genialidad que subyacen en los genes serranos del pueblo.
Hoy, se une lo religioso y lo profano en gozo de hermandad, -eucaristía y procesión y verbena-, para rematar mañana con los últimos retoques festeros, entre ellos la Noche Flamenca.  
Sólo cabe desearnos seguir siendo un pueblo donde nadie se sienta forastero... 
 
Más información:
                               http://www.huetorsantillan.es
_____________________
 
A Huétor Santillán en festividad patronal. 
Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo.
(Jn. 12, 24-26)
 
QUISIERA SER
 
Quisiera ser grano de trigo sepultado en tierra,
para fecundar la fe de mis hermanos.
Quisiera ser rosa que goza de agua y sol,
para sobrellevar sus espinas.
Quisiera ser gaviota que aletea libre entre cielo y mar,
para alimentar a sus crías. 
 
Y si tengo que ser saeta,
que sea para rasgar silencios
que canten amor y perdón.
Y si tengo que ser aulaga entre la soledad de los montes,
que no deje de ser bajo el espesor verde de la esperanza.
Y si tengo que sufrir rebeliones de la vida,
que no desfallezca,
porque la fe entre roquedos crea flores. 
 
Quisiera ser niño que chapotea con sus manos el agua,
mojándose felizmente.
Quisiera sentirme nada, 
pero, sí, riada de ilusiones para mis hermanos que sufren.
Quisiera ser aroma de magnolia para cuantos me rodean,
a pesar de la hojarasca de mis debilidades. 
 
Y quisiera ser -¡no sé si sueño!- 
golpe de timón, empuñadura de remo o quilla bajo el agua,
para hacer Iglesia, testigo actual del evangelio,
como fue Sebastián, el mártir discípulo del Nazareno.