lunes, 14 de agosto de 2017

LA CREYENTE

Dichosa tú que has creído…
(Lc. 1, 39-56)


Engrandece mi alma al Señor
porque Tú eres, María, la creyente,
Tú, la discípula de Nazareno, cristalina,
Tú, la mujer fuerte en la callada alegría
y en el dolor callado.

Mi espíritu se alegra en Dios, mi Salvador
porque Tú, María, eres la madre fiel
pegada a tu Hijo en su cruz
y eres lágrima derramada por tus niños
perseguidos, condenados
y ejecutados en la ignominia del odio, del hambre,
y en la indiferencia de tantos cristianos…
Y eres alba diáfana.

Engrandece mi alma al Señor
porque en Ti, María, brilla con todo su esplendor
la grandeza de tu pequeñez
contra los tronos y poderosos de nuestra tierra.

Mi espíritu se alegra en Dios, mi Salvador,
porque, desde tu silencio escondido, María,
captas como nadie la ternura del Padre,
y disfrutas, como nadie lo haría,
de la Buena Nueva del Siervo Redentor.

Engrandece mi alma al Señor
porque la resurrección que en Jesús fue primicia un día,
en Ti se ha hecho realidad viva en tu asunción con los humildes,
los pobres,
los últimos de siempre.

Porque a tu lado, María,
nuestro mundo es más humano,
mi alma engrandece al Señor,
y se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador.

sábado, 5 de agosto de 2017

FELICES FIESTAS

Han llegado las Fiestas 
y Huétor Santiilán se ha vestido de lujo...
En nuestra  web se encuentra el programa con todas las actividades. 
Pilar Pérez Rubio, Alcaldesa de
Huétor Santillán

       "Sólo escuchar esta palabra mágica, escribía la Señora Alcaldesa en el Programa de Fiestas, hace que la ilusión posea a vecinos y vecinas que sueñan con esa parada dedicada a la ociosidad y al divertimento... 
       Estos momentos que vamos a vivir pueden ser el mejor escaparate de Huétor Santillán, y debemos aprovecharlo para mostrar a nuestros amigos y visitantes la belleza que surge desde cualquier rincón de nuestro pueblo... 
       Quiero hacer mención especial en este saluda, a todos los patrocinadores. Ellos conforman un punto de apoyo económico vital... 
       Desde esta tribuna, mil gracias por comprender que las Fiestas las hacemos con el esfuerzo de todos y son para disfrute de todos. 
       Me despido deseando que la prudencia se convierta en vigía que proteja estos momentos de alborozo. Os deseo unas Felices Fiestas en nombre de mis compañeros y en el mío propio, y espero compartirlas y disfrutarlas con todos vosotros" 



sábado, 29 de julio de 2017

EL HALLAZGO

El reino de los cielos se parece
a un tesoro escondido en el campo.
(Mt. 13, 44-54)



He vagado por tortuosos atajos, Maestro,
y  he caminado entre conflictos.
He sufrido el frío de una vida incolora.
He entretenido el alma en mil bagatelas…

Y te he buscado…

Encerrado en mi carne,
envuelto en mi noche,
te he buscado audazmente entre dudas y recelos.

Sabiendo que mi oficio de cristiano
es aprender a vender para saber comprar,
he arriesgado la venta de mi hacienda
-¡todo!-,
por comprarte a Ti…

Y me he topado con tu Reino
-¡por fin!-
como un sol de fortuna oculto que, inesperadamente,
lo invade todo.
Como perla encontrada en el bazar de mis soledades.

La llama de mis fantasías se deshilacha ahora
ante el hallazgo velado en tu campo.

Definitivamente, quiero vender mi vaciedad
para comprar la alegría que derrocha tu Reino,
la luz que seduce mi noche,
la llave que abre el tesoro de tu inmensidad,
¡contra todos los reclamos del  mundo!

miércoles, 26 de julio de 2017

CARTA DE LOS ABUELOS

En el “Día de los Abuelos” ocho reflexiones para los papás


1.- Sed felices leyendo cuentos a vuestro hijo, antes de dormir.
La imaginación del niño se hace mágica en ese momento delicioso de intimidad y complicidad, que es la noche. Es el momento, pues, de dormirlo cantándole una nana,  o poniéndole una música infantil de su gusto o leyéndole o contándole un cuento, aunque sea el mismo de todos los días.
2.-  Sed felices a pesar de sus naturales pataletas.
Sean por no querer irse a dormir, o por no querer ir al Cole, sean porque quiere “chuches” o porque quiere ver a destiempo los dibujos animados…. Desde su temprana edad, debe “sentir” la disciplina como imprescindible en su vida evolutiva. Pero evitad crearle miedos, en las regañinas.
 3.- Sed felices en vuestra actitud paciente a la hora de la comida.
Es muy importante que aprenda a comer junto a vosotros, en la misma mesa,  en un contexto de comida sana. La hora de las comidas debe ser lo más distendida y agradable posible,  con ello se  fortalece el vínculo afectivo del niño con “su” comida, de manera que le resulte agradable. La regla de oro es acostumbrarlo a comer de todo.
4.- Sed felices jugando con vuestro niño.
         El juego no es sólo un entretenimiento, es, sobre todo, un aprendizaje identificativo de su infancia. Jugar con los papás ejerce una influencia decisiva en sus primeros años. De ahí, la importancia de acompañarle en “su” habitación a jugar con sentido creativo y espontáneo de manera que no eche de menos la tele  o la vídeo-consola.
5.- Sed felices acompañándole a disfrutar de tele, de internet, o de la consola.
Pero sed conscientes de que la vista y el oído son los órganos sensoriales más agredidos a través de las pantallas. Que guarde una distancia prudencial entre la pantalla y la vista. Fomentad el diálogo sobre lo que ve y goza, para no dejarle llevar emocionalmente de actitudes meramente pasivas o, lo que es peor, meramente negativas. Seguidle de cerca en ese mundo de las “redes”. Que no se encuentre “solo ante el peligro”.
6.- Sed felices acompañándole en sus primeras manifestaciones artísticas.
Potenciad en vuestro hijo el canto, el dibujo, la poesía y los instrumentos musicales hacia los que se sienta inclinado. Las expresiones artísticas favorecen la autoestima infantil. Ilusionadlo con “su” habitación adornada con sus propios gustos… y procurad que su habitación cambie de “aire”, según las estaciones del año o los diversos acontecimientos familiares, como navidad, onomásticas, cumpleaños.
7.- Sed felices siguiendo los ritmos que acompañan al niño en su crecimiento.
          Respetad sus ritmos, tanto del sueño como de la alimentación, del ejercicio físico... y de la autoafirmación que irá adquiriendo con los años.  Vuestros hijo va quemando etapas en sus ritmos biológicos, y debéis de acompañarle siguiendo las pautas que genera su Cole; estudio deporte, actividades extraescolares, amistades... Que se sienta valorado por vosotros en el propio desarrollo de sus habilidades socioemocionales.
8.- Y sed felices creando en su entorno espacios de silencio.
Hoy, los niños “malviven” en medio de nuestra sociedad agobiada por la contaminación acústica. ¡Ruidos en toda clase de ambientes! Urge adiestrar a vuestro niño en el arte del silencio.  Es más, acostumbradlo al senderismo donde pueda “vivir”  la belleza de los bosques y su brisa, el canto de los pajarillos, de las fuentes y ríos…

sábado, 22 de julio de 2017

HASTA LA SIEGA

 Dejadlos crecer juntos hasta la siega.
(Mt. 13, 24-43)

Junto al lago, desde la barca,
la imagen de un Dios-sin-prisas,
detiene el tiempo de cuantos le escuchamos
en la ribera...

Trigo. Cizaña…
Trigo que presume bondades,
cizaña que concita malicias…
(¡y hay que cortarla de inmediato!)

De inmediato…
¡cuando el sembrador,
ha derogado la urgencia hasta la siega!

El labrador apuesta, sí,  por el trigo;
pero la medida de su reto
está en  la gracia de la paciencia.

¡Cómo un trigo que se dice bueno, Señor,
puede condenar sin piedad a la cizaña,
si ésta en tus manos
ennoblece el mismo trigal!

¡Cuántas veces –ay- te hemos hecho
un Dios-juez a nuestra medida,
para alegar las prisas de arrancar cizañas,
mucho antes de que granen las espigas!

Haznos, Señor, comprender,
desde la orilla de tu verdad,
que en tu arada
¡todos somos un manojo de  trigo
y un manojo de cizaña!


sábado, 15 de julio de 2017

EL SEMBRADOR

Salió el sembrador a sembrar.
(Mt. 13,1-23)





Amigo sembrador
nosotros de pie 
vemos tu semilla caer a voleo 
sobre barbechos y sequedales,
sobre ortigas y espinos, 
sobre áridos pedregales…
También, sobre nuestro plantío.
 
Los dineros ahogan tu semilla, 
las cobardías roen tu simiente,
las intransigencias despedazan tu grano.
Pero no toda tu sementera, Señor, 
se pierde…
 
En la rebaba de la vida, 
hay un vivero
de consuelos en medio de angustias,
de solidaridades entre las penas, 
de amores y perdones…
                   de amores y perdones.
La tierra buena engulle el gozo de tu simiente
y, en su hondo silencio, se gestan tus espigas. 
 
¡Amigo sembrador, 
danos el coraje de salir a sembrar!